Historia

El 22 de Julio de 1617, la expedición de Fray Juan Bautista de Mollinedo apareció por lo que hoy es el barrio del Divisadero proveniente de La Sauceda. Portaba una imagen de San Antonio de Padua, que al llegar al lugar, su peso se volvió tan grande que decidieron dejarlo y aquí sigue como patrón de Tula.

Mollinedo conocía la importancia económica, política y estratégica que podía llegar a tener este territorio si se lograba la pacificación de los aborígenes, así que planeó un proyecto de conquista a partir de la fundación de misiones.

El territorio donde Molllinedo ideó fundar los nuevos asentamientos se extendía desde Sierra Gorda hasta el Rio de las Palmas, habitada por indios pames, mascorros, alaquines, cascanos, guascamas, coyotes, lamagues y otros.

En las misiones se les daría instrucción en la doctrina cristiana y se les enseñaría la agricultura, ganadería y a vivir bajo un régimen económico y político con los religiosos como autoridades centrales.

Y así fue fundada San Antonio de Tula, cobijada entre sus cerros como un refugio para quienes buscaran paz y evangelización.

El auge que vivió Tula a finales del siglo XIX y principios del siglo XX , se reflejó en el esparcimiento de la aristocracia local, quienes gustaban de las fiestas donde brotaban las expresiones artísticas como la música, el canto y la poesía. Se estima que en la localidad se contaba en esa época con 37 pianos que amenizaban las tertulias en las casas de conocidas familias. Por esto, Tula llego a ser conocida como La Ciudad de los Pianos.

Una de las grandes figuras de la historia de Tamaulipas es el profesor y General Alberto Carrera Torres, revolucionario de una gran calidad moral que dio su vida por un ideal de justicia social para el pueblo.

Sus restos descansan en la Rotonda de los Tamaulipecos Ilustres en Ciudad Victoria.

La ciudad de Tula cuenta con construcciones coloniales en especial del siglo XIX, de las cuales, 498 son consideradas monumentos históricos por el INAH, La ciudad conserva el estilo de edificación original, la llamada arquitectura de tierra, en donde el elemento básico es el adobe. Las casas típicas cuentan con balcones de herrería, altas puertas de madera y variados elementos ornamentales.

"Tula es creador de la emblemática Cuera Tulteca"